Portada » Blog GSL Asesoría de empresas » El registro retributivo obligatorio

El registro retributivo obligatorio

Con la entrada en vigor del Real Decreto 902/2020 de igualdad retributiva entre hombres y mujeres del pasado 14 de octubre de 2020, y para «garantizar la transparencia retributiva y la igualdad entre hombre y mujeres en el ámbito laboral» se estableció la obligatoriedad de las empresas de recoger en un registro salarios, complementos y percepciones extra salariales de toda la plantilla desde el 14 de abril de 2021. Procedemos a detallar los aspectos más destacados de esta medida.

¿Qué es un registro retributivo?

Es un documento en el que deberá recogerse toda la información salarial de la empresa, de forma detallada, y que muestre de forma separada las retribuciones de hombres y mujeres de la plantilla, incluyendo personal directivo y altos cargos. Su objetivo principal es garantizar la transparencia de las retribuciones y facilitar un acceso a esta información.

¿Qué objetivos persigue?

El fin último de este registro es la reducción de la brecha salarial, que es el concepto que define la diferencia salarial entre hombres y mujeres. Dicha brecha salarial, según las cifras presentadas por la Oficina Estadística Europea (Eurostat), se situó en España en el 11,9 % en el año 2019.

¿Qué empresas están obligadas a su llevanza?

Todas las empresas, independientemente de su tamaño, están obligadas a realizar un registro retributivo de toda su plantilla desde el 14 de abril de 2021.

¿Qué debe incluir el registro retributivo?

El documento debe incluir la siguiente información, desagregada por sexos:

  1. Los valores medio de los salarios
  2. Valores medios de complementos salariales
  3. Valores medios de las percepciones extra salariales

Además, se presentarán también la media aritmética y la mediana de lo percibido por cada uno de esto conceptos para cada grupo y categoría profesional, nivel o puesto, desglosado por sexos.

¿Deben aparecer los nombres y apellidos y el salario de cada trabajador?

No, es un documento anónimo y solo refleja los valores medios de salarios y demás complementos y percepciones.

¿Quién puede consultar el registro?

Si la empresa dispone de representante legal de los trabajadores, la información se solicitará a través de este. En caso contrario, el propio trabajador podrá solicitarlo, pero la información que se le aportará se limitará a diferencias que existan en las retribuciones medias de mujeres y hombres, expresadas de forma porcentual.

¿A qué sanciones me enfrento si no realizo este registro?

La no llevanza de este registro salarial tiene la consideración de infracción grave, por lo que será sancionada con importes de 625 euros a 6.250 euros.

En GSL Asesoría de Empresas podemos aclararte las dudas que tengas al respecto de este asunto, tan solo tienes que contactar con nosotros y te atenderemos.

Abrir chat