Portada » Blog GSL Asesoría de empresas » Cuándo pueden los autónomos desgravarse sus comidas de trabajo

Cuándo pueden los autónomos desgravarse sus comidas de trabajo

Cuándo pueden los autónomos desgravarse sus comidas de trabajo

Para los trabajadores autónomos una de las dificultades más habituales es conseguir deducir parte de sus gastos de comida y estancia provocados por su actividad como trabajadores por cuenta propia. Esto es debido a que Hacienda puede interpretar el carácter ocioso y no profesional de estas comidas.

Según el Manual de Renta 2020 de la AEAT, los profesionales podrán deducirse hasta 26,67 euros diarios por comidas. El importe aumenta hasta 53,34 euros diarios si se pernocta en territorio español. En caso de producirse fuera del territorio español, los máximos se amplían a 48,08 y 91,35 euros diarios respectivamente.

Según Hacienda, para poder deducir dichas cantidades, deben estar «devengadas por gastos en municipio distinto al lugar de trabajo habitual del perceptor y del que constituya su residencia», además de que «el pagador deberá acreditar el día y el lugar del desplazamiento, así como su razón o motivo».

Cómo condición básica, es necesario tener una factura legal a nombre del autónomo con todos los datos fiscales del emisor y del receptor. Además, para que el gasto sea deducible fiscalmente, es necesario que el pago se haga mediante procedimiento electrónico, siendo lo más práctico el pago con tarjeta de crédito.

Si necesita ampliar la información, puede ponerse en contacto con nosotros.

Abrir chat